Monday, November 15, 2010

En la manzana de las luces




¿Cómo podría presentar mi asistencia a la cuna de la república? A modo de introducción puedo decir que en este mismo suelo que estoy pisando pasaron tantas cosas... Dando lectura a una de las placas podemos mencionar:


“Este edificio colonial fue uno de los principales baluartes contra las invasiones inglesas de 1807. en él se instalaron después la Universidad de Buenos Aires. El Museo de Historia Natural y la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales...”


En el recinto, en el mismo que presenciaremos otra parte de la historia en el presente para el futuro (como lo es la exposición y el planteo de los nuevos paradigmas tecnológicos) sesionaron:


  • Legislatura Provincial (1822-1883)

  • Congreso General Constituyente (1824-1827)

  • Congreso Nacional (1824-1827)) y (1862-1863)

  • Congreso Constituyente Provincial de 1854

  • Convenciones Provinciales 1860 y 1870

  • Consejo Deliberante Municipal (1894-1931)

Juraron como presidente de la Nación:


  • Bernardino Rivadavia (1826)

  • Bartolomé Mitre (1862)

Y como gobernador Juan Manuel de Rosas (1829 y 1835)...


¿Es casualidad que en este recinto se discuta sobre la privacidad y los datos personales de la niñez y la adolescencia?


En una era tecnológica global donde la comunicación es el centro de la escena y el vínculo de dar a conocer que se está haciendo en tiempo real es necesario marcar un hito histórico y me siento orgulloso de haberlo presenciado siendo el único ciudadano convocado por la magnitud del tema y no por el hecho de ser personal de la Defensoría del Gobierno de la Ciudad, funcionario de la administración gubernamental o relacionado con alguna institución de manera asalariada, de haber sido una de las menos de treinta personas presentes a tal acontecimiento.


En los mismos estrados (de la Cámara de representantes) en que estuvo Paso, Moreno y otras tantas personalidades que han volcado su vida y su empeño en consolidar las incipientes bases de la Nación Argentina.


Desde la Defensoría del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires se da comienzo a un nuevo marco del Estado en una era electrónica (no me gusta la palabra “virtual”), a enseñarles a nuestro futuro sobre qué temas eran los que nos preocupaban en este momento y decirles hasta qué punto estamos involucrados en influir sobre el porvenir, dejando algún punto de referencia sobre un incipiente evolucionismo y mutación de lo que consideramos IDENTIDAD.


Es una pena que dos instituciones de renombrado reconocimiento hayan convocado a tan pocas personas pero tal vez y doy fe de ello que los temas de Infancia tienen poco interés hacia la movilización y convocatoria de la población en general. Es decir, a modo de ser más específicos: todos nos conmovemos con historias que involucran niños, podemos enunciar las palabras más inspiradas, pero en el momento de participar en una acción en conjunto, a establecer las pautas de un paradigma que nunca termina de constituirse no disponemos de tiempo, aún en colocar un “click” de interés o dejar algún comentario al respecto.


Estoy convencido que con estas aseveraciones estoy despertando simpatías dispares en quienes suelen presenciar mi peregrinación en estos temas y estaría enormemente agradecido que me lo dijeran en persona, como en una sala de representantes donde aquellas personalidades llegaban a dar su vida por dejar sentada una base para un futuro desarrollo.


Soy uno de los agradecidos selectos que ha tenido al privilegio de presenciar las primeras herramientas que contemplan el disfrute y el goce del derecho a ser niño en una era tecnológica y nada mas ni nada menos que en la “Manzana de las Luces”...

Y todavía faltan quince días para que cierre el mes...



video

0 Comments:

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home